Cómo Reparar Grietas en Fachadas


La fachada es un elemento importante de un hogar, en cuanto protección, por eso las condiciones deben ser óptimas. Es importante realizar un mantenimiento de vez en cuanto ya que las grietas pueden aparecer en cualquier momento, sobretodo por el cambio de estaciones y temperaturas. No dejemos que se extiendan.


El movimiento telúrico puede causar que la fachada tenga hendiduras, especialmente el clima o la humedad. Los revestimientos y materiales antigrietas no solo sirven para tapar sino para prevenir que aparezca otra grieta en el futuro. Se hace mediante tres pasos simples: Revestir, alisar y pintar. Es así como se conseguirá una fachada más protegida.


La decoración también es un elemento primordial para el aspecto del hogar y se logre ver más segura. Se realizan con revestimientos lavables que se pueden revestir en casi toda material: ladrillo, hormigón, yeso y cemento.

Este tipo de material protege a la fachada de la aparición moho o humedad ya que la lluvia o lugares muy fríos la hacen deteriorarse con el tiempo. También, el revestimiento prevé la fachada de nuevas hendiduras y grietas.


Reparar Grietas en Fachadas

¿Cómo aplicar?

  • Limpiar la fachada.
  • Eliminar residuos, pintura gastada o suciedad.
  • Superficie seca, libre de polvo y humedad ya que esta última dificulte su fijación
  • Aplicar el revestimiento, ya diluido en agua.
  • Extender el revestimiento con un rodillo.

Decoración

Esta parte es importante ya que nuestra fachada lucirá cuidada y protegida, por eso, como primer paso, cuando el revestimiento esté seco, debemos limpiar la fachada de cualquier residuo y aplicar la pintura.

comments powered by Disqus